Se respiran aires del DiEM25: algunas claves sobre el movimiento

DiEM LOGO2 White BackgroundDiEM LOGO 1 colour background

Ya se pueden respirar aires del DiEM25. Nuestra página web (http://diem25.org/) ya ha hecho su primera aparición, y nuestras cuentas en Facebook (https://www.facebook.com/diem25.official.page/) y en Twitter (https://twitter.com/DiEM25_ES) ya se encuentran activas.

El manifiesto del DiEM será publicado en los próximos días, y nuestra presencia online estará a punto para la fecha de nuestro lanzamiento, el próximo 9 de febrero. Mientras nos acercamos a la noche del evento fundacional en el teatro Volksbühne de Berlín, ofrecemos a continuación algunas respuestas a preguntas que nos han estado formulado de toda Europa.

¿Qué personalidades participarán en el lanzamiento de DiEM el próximo 9 de febrero en Berlín?

El motivo por el que el DiEM fue concebido como un movimiento en lugar de un partido político, think tank, organización, etc., es que representa un auténtico llamamiento a los demócratas europeos para unirse y formar parte de su discurso, de su estructura y de su agenda sobre la base de unos principios acordados en común y que pronto serán expuestos en nuestro manifiesto. En este sentido, lo que realmente importa no es qué personalidades comparecerán en el escenario durante la fecha de lanzamiento, sino más bien quiénes se unirán en los días, semanas y meses posteriores.

¿Qué tipo de acciones políticas adoptará el DiEM? ¿Se presentará a procesos electorales?

El DiEM aspira a proporcionar el marco y la infraestructura necesaria para que demócratas europeos comprometidos sostengan un diálogo a nivel paneuropeo sobre la lamentable negación a la que Europa se ha sometido antes y después de las diversas crisis que la han envuelto. El propósito de este diálogo, que el DiEM hará posible y promoverá, es desarrollar un consenso europeo sobre cómo abordar los serios problemas y la crisis que enfrenta Europa. Una vez dicho que consenso se haya logrado a través del DiEM, no dudamos que él mismo cobrará expresión, incluso en forma de participación en comicios electorales en los Estados miembros de la Unión, a nivel local, regional, nacional y, con el tiempo, también en el Parlamento Europeo.

¿Cuáles son los principios básicos de DiEM?

Nuestro manifiesto se hará público en los próximos días. Sin duda antes del próximo 9 de febrero, fecha de nuestro acto fundacional. Permaneced atentos a este espacio y, por supuesto, a nuestra web (http://diem25.org/).

Dada la “resistencia” a las actuales políticas fallidas de la UE el año pasado en Grecia, ¿qué le hace pensar que el enfoque del DiEM tendrá éxito a nivel paneuropeo? Los anteriores intentos federalistas fracasaron. ¿Por qué este puede triunfar?

Es cierto que 2015 nos enseñó una importante lección: ninguna solución a cuestiones serias y ninguna acción para combatir la crisis puede emanar de los Estados nación o de organizaciones políticas enfocadas a los ciudadanos de un país en concreto. O bien logramos desarrollar un plan de acción paneuropeo basado en un diálogo transnacional o la Unión Europea se desintegrará.

Sí, es verdad: otros proyectos federalistas han fracasado estrepitosamente. Pero aquellos fueron proyectos elitistas, de arriba abajo, planteados desde think tanks que nunca tuvieron la más mínima posibilidad de conectar con las personas que intentaban llegar a fin de mes y recuperar el control de sus vidas.

El DiEM busca construir un movimiento desde abajo y basado en el despertar de millones de europeos que en 2015 comprendieron que ningún país puede prosperar mientras otras partes de Europa estén condenadas a una depresión permanente y a un perpetuo estado de crisis; que ningún país podrá ser libre mientras a otros pueblos europeos les son negados derechos democráticos básicos; que problemas comunes requieren soluciones comunes. La fortaleza del DiEM será la toma de conciencia de millones de europeos, que tienen una obligación de trascender el terrible dilema entre el espacio ausente de democracia de Bruselas y la fragmentación de Europa. Una vez que se haya comprendido que ni el actual statu quo ni el retorno al sistema de Estados nación son soluciones viables, la visión del DiEM ganará terreno.

Parece que el DiEM se mueve a contracorriente. Al tiempo que nuevos muros son (re) erigidos, el DiEM argumenta a favor de derribar fronteras y líneas divisorias. ¿De dónde proviene la confianza del DiEM en que estas son proposiciones realistas?

De eso precisamente trata el DiEM: ir contracorriente al actual proceso de renacionalización de ambiciones, de fragmentación, de la construcción de nuevos muros físicos y mentales. Nuestra convicción sobre la capacidad del humanismo europeo para silenciar las voces de la discordia y la intolerancia es la fuente del necesario optimismo que impulsa al DiEM.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s